Campaña de Vacunación: Frente a la GRIPE, protégete


¿QUÉ ES LA GRIPE?

Es una enfermedad contagiosa provocada por los virus de la influenza que puede causar una enfermedad leve o grave.

Los síntomas son fiebre -a veces acompañados de escalofríos-, tos, dolor de garganta, congestión nasal, dolores musculares o corporales, dolor de cabeza y fatiga (cansancio).

Algunas personas pueden tener vómitos y diarrea, aunque esto es más común en la población infantil que en la adulta.

Aparición de los síntomas:

El tiempo desde la exposición de una persona al virus hasta el comienzo de los síntomas es de aproximadamente 2 días, pero puede oscilar entre 1 a 4 días.

¿Resfriado o gripe? Conoce sus síntomas:


PROPAGACIÓN Y CONTAGIO:

La gripe se transmite principalmente a través de las pequeñas gotas que se producen cuando las personas con gripe: tosen, estornudan o hablan.

Una persona puede llegar a contraer la gripe si toca una superficie o un objeto contaminado con el virus y luego se toca la boca, la nariz o los ojos.

Periodo de contagio:

Una persona se puede contagiar por este virus desde antes de que aparezcan los primeros síntomas, aunque las personas con gripe son más contagiosas en los primeros 3 a 4 días después de la aparición de éstos.


COMPLICACIONES POR LA GRIPE:

La mayoría de las personas que contraen la gripe se recuperan en un periodo que va desde unos pocos días hasta menos de dos semanas, pero algunas pueden desarrollar complicaciones como consecuencia de la gripe.

Estas complicaciones pueden incluir neumonía bacteriana, infecciones del oído, sinusitis y agravamiento de las afecciones crónicas, como insuficiencia cardiaca congestiva, asma o diabetes.

Las infecciones sinusales y del oído son ejemplos de las complicaciones moderadas de la gripe; mientras que la neumonía es una complicación grave.


PERSONAS CON ALGO RIESGO DE COMPLICACIONES*:

Algunas personas tienen mayor probabilidad de desarrollar complicaciones por la gripe, requiriendo hospitalización.

La gripe también puede agravar otros problemas de salud crónicos. Por ejemplo, las personas con asma pueden sufrir empeoramiento de su enfermedad y los pacientes con insuficiencia cardiaca congestiva crónica pueden presentar un agravamiento.

Los grupos de personas que presentan un alto riesgo de complicaciones derivadas de la gripe son:

- Personas mayores de 65 años de edad.

- Personas menores de 65 años de edad:

• Menores (a partir de 6 meses de edad) y personas adultas con enfermedades crónicas cardiovasculares, neurológicas o respiratorias, incluyendo displasia bronco-pulmonar, fibrosis quística y asma.

• Menores (a partir de 6 meses de edad) y personas adultas con:

- Diabetes mellitus.

- Obesidad mórbida.

- Enfermedad renal crónica y síndrome nefrótico.

- Hemoglobinopatías y anemias.

- Trastornos de la coagulación.

- Hemofilia y trastornos hemorrágicos crónicos, así como receptores de hemoderivados y transfusiones múltiples.

- Asplenia o disfunción esplénica grave.

- Enfermedad hepática crónica, incluyendo alcoholismo crónico

- Enfermedades neuromusculares graves.

- Inmunosupresión.

- Cáncer y hemopatías malignas.

- Implante coclear o en espera del mismo.

- Fístula de líquido cefalorraquídeo.

- Enfermedad celíaca.

- Enfermedad inflamatoria crónica.

- Trastornos y enfermedades que conllevan disfunción cognitiva: Síndrome de Down, demencias y otras.

• Menores de edades comprendidas entre 6 meses y 18 años que reciben tratamiento prolongado con ácido acetilsalicílico.

• Personas de cualquier edad (a partir de 6 meses) institucionalizadas de manera prolongada.

• Mujeres embarazadas en cualquier trimestre de gestación.

• Menores entre los 6 meses y los 2 años de edad con antecedentes de prematuridad menor de 32 semanas de gestación.


VIRUS DE LA GRIPE:

Tipos de virus:

Hay cuatro tipos de virus de la gripe: A, B, C y D.

  • Los virus A y B causan en seres humanos epidemias estacionales casi todos los inviernos.
  • Las infecciones de gripe tipo C causan generalmente infecciones leves.
  • Los virus de gripe D afectan principalmente al ganado.

Los virus de la gripe A pueden dividirse en diferentes cepas. Los subtipos actuales de virus de gripe A que se detectan en las personas son A (H1N1) y A (H3N2).

Los virus de la gripe B no se dividen en subtipos pero pueden dividirse en líneas y cepas. Los virus de la gripe B que circulan actualmente pertenecen a una de las dos líneas: B/Yamagata y B/Victoria.

"Virus" incluídos en la vacuna contra la gripe:

Los virus de la gripe A (H1N1), A (H3N2) y uno o dos virus de la gripe B (según la vacuna) están incluidos en la vacuna anual contra la gripe.

Vacunarse con la gripe puede proteger contra los virus de la gripe que son iguales o similares a los virus de la vacuna.

La vacuna NO protege contra infecciones y enfermedades ocasionadas por otros virus que también pueden causar síntomas similares a los de la gripe.


CUÁNDO VACUNARME:

La mejor manera de protegerse frente a la gripe es vacunarse todos los años.

La campaña de vacunación comenzará este año en las últimas semanas de octubre y primera de noviembre, siendo recomendable la vacunación a partir de entonces y hasta los meses de diciembre y enero.

El hecho de vacunarse con antelación (por ejemplo, en julio o agosto) suele asociarse a una menor protección durante la temporada gripal.


DÓNDE VACUNARME:

La vacunación antigripal se lleva a cabo en los centros de salud y consultorios locales de Atención Primaria.

Para recibir la vacuna la ciudadanía debe concertar una cita llamando por teléfono o dirigiéndose al centro de salud o consultorio local correspondiente, donde les indicarán los días y horarios.


QUIÉN DEBERÍA VACUNARSE:

Las recomendaciones de vacunación están dirigidas a proteger a las personas que tienen un mayor riesgo de presentar complicaciones tras la infección gripal, a las que pueden transmitir la enfermedad a la población de alto riesgo de complicaciones y a aquellas que, por su ocupación, proporcionan servicios esenciales en la comunidad.

La población diana de la campaña de vacunación contra la gripe en Castilla-La Mancha durante la temporada 2019-2020 es la compuesta por los siguientes cuatro grandes grupos:

  • Personas de edad mayor o igual a 65 años, con especial énfasis en las que conviven en instituciones cerradas.
  • Personas menores de 65 años de edad que presentan un alto riesgo de complicaciones* derivadas de la gripe.
  • Personas que pueden transmitir la gripe a aquellas que tienen un alto riesgo de presentar complicaciones.
  • Personal de los centros, servicios y establecimientos sanitarios y sociosanitarios, así como personal de oficinas de farmacia. La recomendación tiene especial énfasis en el personal que tiene contacto mantenido con pacientes de algunos de los grupos de alto riesgo anteriormente descritos.
  • Personas que trabajan en instituciones geriátricas o en centros de atención a personas con enfermedades crónicas, especialmente quienes tengan contacto continuo con personas vulnerables.
  • Estudiantes en prácticas en centros sanitarios.
  • Personas que proporcionen cuidados domiciliarios a pacientes de alto riesgo o personas de edad mayor o igual de 65 años.
  • Personas que conviven en el hogar, incluidos los y las menores a partir de 6 meses de edad, con otras que pertenecen a algunos de los grupos de alto riesgo, por su condición clínica especial
  • Otros grupos en los que se recomienda la vacunación: personas que trabajan en los servicios públicos esenciales, con especial énfasis en:
  • Fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.
  • Servicios de Bomberos.
  • Servicios de Protección Civil.
  • Personas que trabajan en los servicios de emergencias sanitarias.
  • Personal de instituciones penitenciarias y de otros centros de internamiento por resolución judicial (incluyendo centros de acogida de inmigrantes).


TEMPORADA DE LA GRIPE:

Los virus de la gripe son más comunes durante los meses de otoño e invierno. La época y la duración exactas de las temporadas de gripe pueden variar, pero la actividad de la gripe a menudo comienza a aumentar las últimas semanas de octubre y primera de noviembre.

La mayoría de las veces el periodo de mayor actividad transcurre entre diciembre y febrero, aunque la actividad puede durar hasta finales de mayo.


COMPOSICIÓN VACUNA ANTIGRIPAL:

La composición de la vacuna contra la gripe se revisa todos los años y se actualiza, según corresponda, para que coincida con los virus de la gripe en circulación.

La vacuna protege contra los tres o cuatro virus de la gripe (según el tipo de la vacuna) que son los más comunes de acuerdo a las investigaciones.

El pasado mes de marzo la Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció la composición recomendada de las vacunas antigripales para la presente temporada en el hemisferio norte.

Castilla-La Mancha empleará en su campaña financiada la vacuna trivalente (tres componentes) inyectada inactivada para la temporada 2019-2020, siguiendo recomendaciones de la OMS.


ACTIVIDAD DE LA GRIPE:

La gripe se propaga todos los años. El momento, la gravedad de la enfermedad y la duración de la “temporada” varía de un año a otro. De ahí que sea necesario seguir las recomendaciones del personal sanitario, quien dispone de información actualizada de cómo se está comportando el virus semana a semana.

La mayoría de las veces, la actividad de la gripe alcanza su pico máximo entre los meses de diciembre y febrero, pudiendo llegar a extenderse hasta mayo.

El personal sanitario recibe información actualizada semanalmente a través del Sistema de Vigilancia Epidemiológica, el cual monitoriza determinados indicadores claves como, por ejemplo, las consultas de pacientes en los centros de salud, los resultados de pruebas de laboratorio e informes de hospitalizaciones. Cuando estos indicadores aumentan y se mantienen elevados durante varias semanas consecutivas, se dice que la "temporada de la gripe" ha comenzado.


VIGILANCIA DE LA GRIPE:

La evolución de los virus de la gripe circulantes se controla a nivel mundial por medio de la vigilancia, mediante el Sistema Mundial de Vigilancia y Respuesta de la gripe (GISRS), a través del cual la OMS recoge y analiza datos epidemiológicos y virológicos de los distintos países, áreas y territorios del mundo.

Este sistema es útil para la vigilancia de la gripe estacional, contribuyendo a la formulación de recomendaciones y la adopción de medidas para el control de la enfermedad, entre ellas la RECOMENDACIÓN DE LA COMPOSICIÓN DE LA VACUNA DE LA GRIPE PARA CADA TEMPORADA.

El plan de vigilancia de la gripe Castilla-La Mancha está compuesto por:

  • Sistema de Vigilancia de la Gripe.
  • Seguimiento de Incidencia (nº de casos nuevos) de gripe y enfermedad respiratoria aguda a partir de las bases informatizadas de Atención Primaria y Servicios de Urgencia junto con la vigilancia de la mortalidad diaria.
  • Vigilancia individualizada de Casos Graves Hospitalizados por Gripe.


TEMPORADAS ANTERIORES:

En Castilla-La Mancha durante la temporada 2018-2019, se confirmaron 367 casos graves. En la temporada 2017-2018 fueron un total de 590 casos.

Los signos y síntomas más frecuentes registrados de casos de gripe fueron: aparición súbita de fiebre, malestar general, tos y cefalea. Acompañados de dolor de garganta, escalofríos o mialgias.


CÓMO PREVENIR LA GRIPE:

La primera y más importante medida preventiva es vacunarse todos los años.

La vacunación anual contra la gripe es el primer paso y el más importante para protegerse contra la gripe y las posibles complicaciones graves de esta enfermedad.

  • Se ha demostrado que la vacuna, reduce la aparición de la gripe y el riesgo de sufrir complicaciones graves.
  • Para evitar o disminuir el contagio se recomienda tomar medidas preventivas diarias: cubrirse la boca y nariz al toser y estornudar y lavarse las manos con frecuencia.
  • Si bien, existen numerosos y diferentes tipos de virus de la gripe, la vacuna protege contra los 3 o 4 virus que, según las investigaciones, serán los más comunes.
  • La vacunación puede disminuir el número de casos por gripe, las consultas médicas y las ausencias en el lugar de trabajo y centros escolares. Además, puede prevenir las hospitalizaciones por complicaciones relacionadas con la enfermedad.
  • Los datos reflejan que incluso si alguien enferma después de vacunarse, los síntomas de la enfermedad serán mucho más leves.
  • La vacunación de personas con alto riesgo es particularmente importante para disminuir el riesgo de padecer enfermedades graves por la gripe.
  • La vacunación es importante para el personal sanitario y otras personas que conviven o cuidan a personas con alto riesgo para evitar su contagio.
  • Los bebés menores de 6 meses tienen un alto riesgo de enfermarse a causa de la gripe, pero son muy pequeños para ser vacunados. Según los estudios, la vacunación de la madre contra la gripe en el embarazo puede proteger al bebé de la infección después del nacimiento y durante varios meses.

Medidas preventivas diarias:

Tome medidas preventivas todos los días para detener la propagación:

  • Trate de evitar el contacto cercano con personas enfermas.
  • Mientras tenga la gripe, limite, en la medida de lo posible, el contacto con otras personas para evitar contagiarlas.
  • Cúbrase la nariz y la boca con un pañuelo al toser o estornudar. Después de usar el pañuelo, lávese las manos.
  • Lávese las manos con agua y jabón frecuentemente. Si no hay agua y jabón, use un limpiador de manos a base de alcohol.
  • Evite tocarse los ojos, la nariz o la boca. Los gérmenes se diseminan de esta manera.
  • Limpie y desinfecte las superficies y los objetos que puedan estar contaminados por el virus de la gripe.

Proteja frente a la gripe a los niños menores de 6 meses:

Los bebés menores de 6 meses corren un alto riesgo de presentar complicaciones graves relacionadas con la gripe pero no pueden ser vacunados contra ella.

Tome las medidas de prevención diarias:

  • Manténgase alejado de personas enfermas, en la medida de lo posible, y haga lo mismo con el bebé bajo su cuidado.
  • Cúbrase la nariz y la boca con un pañuelo desechable al toser o estornudar, tire el pañuelo después de usarlo y lávese las manos.
  • Lave sus manos frecuentemente con agua y jabón, especialmente después de estornudar o toser. En caso de no tener agua cerca, utilice un limpiador de manos a base de alcohol.
  • Trate de no tocarse los ojos, la nariz o la boca. Los gérmenes suelen diseminarse de esta forma.
  • Limpie y desinfecte a menudo las superficies de contacto más comunes, especialmente cuando alguien está enfermo.


DUDAS FRECUENTES SOBRE LA VACUNA:

- ¿Porqué debería vacunarme todos los años?

Se necesita una vacuna cada temporada por dos motivos:

1.- La respuesta inmunitaria del cuerpo frente a la vacunación disminuye con el tiempo, por lo tanto es necesario recibir una vacuna anual para que la protección sea óptima.

2.- Dado que los virus de la gripe cambian constantemente, la fórmula de la vacuna se revisa todos los años y se actualiza, según sea necesario, para que sea efectiva.

- ¿La protección es inmediata?

No. Dos semanas después de haber recibido la vacuna los anticuerpos comienzan a desarrollarse y a brindar protección contra la infección por el virus de la gripe.

- ¿Cuáles son los beneficios?

Existen muchos motivos para vacunarse cada año:

  • La vacunación puede evitar que contraiga la enfermedad.
  • La vacuna previene cada año millones de casos graves en el mundo.
  • La vacuna previene decenas de miles de hospitalizaciones cada año.
  • La vacunación ayuda a proteger a las mujeres durante y después del embarazo.
  • Vacunarse también ayudar a proteger al bebé de la gripe tras el nacimiento. La madre transmite anticuerpos al bebé en gestación durante el embarazo.
  • La vacunación también protege a quienes nos rodean, incluidas las personas que tienen una mayor vulnerabilidad de sufrir una enfermedad grave a causa de la gripe, como los bebés y la población infantil, las personas adultas mayores y las personas con ciertas afecciones crónicas.

- ¿Cuál es la eficacia de la vacuna?

Todos los años circulan muchos virus de gripe diferentes. La vacuna contra la gripe está hecha para brindar protección contra los tres o cuatro virus, que, según las investigaciones y vigilancias, serán los más comunes en la temporada.

La efectividad de la vacuna contra la gripe varía y, desafortunadamente, algunas personas pueden enfermar pese a haberse vacunado.

La vacuna contra la gripe no es un producto perfecto, pero es la mejor manera de protegerse de la gripe.

Incluso si contrae la gripe después de vacunarse, está demostrado científicamente que se REDUCE LA GRAVEDAD de la misma.

- ¿Puedo contraer la gripe aunque me haya vacunado este año?

Sí. Esto es posible por los siguientes motivos:

1.- Puede ser que hayas estado expuesto o expuesta a uno de los virus justo antes de vacunarte o durante el tiempo en el que el cuerpo tarda en desarrollar la protección posterior a la vacunación.

2.- O que hayas estado expuesto o expuesta al virus de la gripe que no esté incluido en la vacuna. Todos los años circulan muchos virus de la gripe diferentes. La vacuna está hecha para brindar protección contra los tres o cuatro virus de la gripe que, según las investigaciones, serán los más comunes.

La vacuna contra la gripe no es una herramienta perfecta, pero es el mejor modo de protección contra la enfermedad.

- ¿Qué protección ofrece la vacuna si contraigo la gripe?

Algunas personas que se vacunan pueden enfermar. Sin embargo, se ha demostrado que la vacunación reduce la gravedad de la enfermedad en personas que se vacunaron.

- ¿La vacuna puede contagiarme la gripe?

No, la vacuna contra la gripe no puede causarle esta enfermedad.

Actualmente, hay dos maneras de fabricar las vacunas que se administran con una aguja. La vacuna puede fabricarse con:

1.- Virus de la vacuna contra la gripe que han sido "inactivados" y, por lo tanto, no son infecciosos.

2.- O con proteínas de un virus de la vacuna contra la gripe, en vez de varios virus de la vacuna contra la gripe, que es el caso de la vacuna recombinada contra la gripe. Sin embargo, los virus están atenuados (debilitados) y no pueden causar esta enfermedad.

- ¿Qué efectos secundarios pueden ocurrir después de vacunarme?

Hay diferentes efectos secundarios que pueden estar relacionados con la administración de la vacuna inyectable. Estos efectos secundarios son leves y duran poco, en especial, si se los compara con los síntomas de un caso grave de gripe.

Algunos de los efectos secundarios que pueden aparecer son: Dolor, enrojecimiento, sensibilidad o inflamación donde se administró la inyección y fiebre leve.

- Consideración especial sobre la alergia al huevo:

Existe evidencia suficiente para recomendar que las personas con historia de alergia, después de la exposición al huevo, pueden recibir vacunas frente a la gripe sin precauciones especiales, tanto las vacunas inactivadas como atenuadas.

Las precauciones deben ser similares a las tomadas ante la administración de cualquier otra vacuna.

En caso de haber presentado reacciones alérgicas graves o anafilaxia al huevo se realizará la vacunación por personal con experiencia y supervisión durante 30 minutos tras la administración.

- Personas que no deberían recibir la vacuna inyectable frente a la gripe:

  • Bebés menores de 6 meses.
  • Personas con historial de alergias graves a la vacuna o a alguno de sus ingredientes. En caso de duda, SIEMPRE PREGUNTE AL PERSONAL SANITARIO.
  • Si no se siente bien, antes de vacunarse hable con el personal sanitario de su centro de salud acerca de sus síntomas. Ante cualquier duda, SIEMPRE PREGUNTE.

Deja un Comentario

Tu email no será publicado

Usamos cookies de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y obtener estadísticas anónimas. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información