Vacunas y Programas de Vacunación

FRENTE A LA GRIPE PROTÉGETE: CAMPAÑA DE VACUNACIÓN

¿QUIENES DEBEN VACUNARSE?

Las recomendaciones de vacunación están dirigidas a proteger a las personas que tienen un mayor riesgo de presentar complicaciones tras la infección gripal, a las que pueden transmitir la enfermedad a la población de alto riesgo de complicaciones y a aquellas que, por su ocupación, proporcionan servicios esenciales en la comunidad.

La población diana de la campaña de vacunación contra la gripe en Castilla-La Mancha durante la temporada 2018-2019 es la compuesta por los siguientes grupos:

- Mayores de 65 años, especialmente si conviven en instituciones cerradas.

- Embarazadas en cualquier trimestre de gestación.

- Personal sanitario.

- Grupos de alto riesgo, por su condición clínica especial:

Adultos menores de 65 años y niños a partir de 6 meses de edad con enfermedades crónicas cardiovasculares, neurológicas, respiratorias (incluyendo displasia bronco-pulmonar, fibrosis quística y asma).

Personas con diabetes mellitus, obesidad mórbida, insuficiencia renal, hemoglobinopatías, anemias, asplesia, hemofilia y transtornos hemorrágicos crónicos, enfermedad hepática crónica incluyendo alcoholismo crónico, enfermedades neuromusculares graves o que conlleven disfunción cognitiva (síndrome de Down, demencias), enfermedad celiaca, enfermedad inflamatoria crónica.

En estos grupos de alto riesgo, la vacunación se recomienda especialmente en aquellas personas que precisen seguimiento médico periódico o hayan sido hospitalizadas en el año precedente.

- Personas con defensas inmunológicas reducidas como, por ejemplo, enfermos de cáncer, personas trasplantadas, VIH.

- Niños y adolescentes menores de 18 años que reciben tratamiento prolongado con ácido acetil salicílico, por la posibilidad de desarrollar un síndrome de Reye tras la gripe.

- Personas que pueden transmitir la gripe a aquellas que tienen un alto riesgo de presentar complicaciones: trabajadores de centros sanitarios o geriátricos, cuidadores domiciliarios, estudiantes en prácticas en centros sanitarios, personas que conviven en el hogar, incluídos los menores a partir de 6 meses de edad, con otras que pertenecen a los grupos de alto riesgo, por su condición clínica especial.

- Otros grupos son los correspondientes a trabajadores de servicios públicos (policía, bomberos, protección civil y emergencias sanitarias), viajeros internacionales, trabajadores de instituciones penitenciarias y de otros centros de internamiento por resolución judicial (incluyendo centros de acogida de inmigrantes)

- Personas que, por su ocupación, están en contacto con aves o con cerdos en granjas o explotaciones avícolas o porcinas y también con aves silvestres. La finalidad es reducir la oportunidad de una infección concomitante de virus humano y aviar o porcino, disminuyendo la posibilidad de recombinación o intercambio genético de ambos virus.



Usamos cookies de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y obtener estadísticas anónimas. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información